jueves, 19 de mayo de 2016

EL TOPO QUE QUERÍA SABER QUIÉN SE HABÍA HECHO AQUELLO EN SU CABEZA


Texto: Werner Holzwarth
Ilustraciones: Wolf Erlbruch
Editorial: Varias

Argumento
Todo empezó cuando el topo asomó su cabeza por su agujero y algo gordo y marrón, parecido a una salchicha, le cayó justo en su cabeza. Indignado, el topo salió en busca del culpable, preguntando a todos los animales de la granja...

Valoración
Los cuentos fomentan la imaginación, la expresión oral y aumentan el vocabulario. Permiten trabajar las emociones, los conflictos personales, los roles, los valores y algunas veces incluso contenidos académicos.
Pues bien, este cuento no trabaja nada de eso. Este cuento no nos enseña nada (salvo que queráis aprender los diferentes tipos de excrementos). Este cuento es para reír. Para reír mucho. Y punto.
Este álbum, ya convertido en todo un clásico de la literatura infantil, es la máxima expresión de la frase "leer por el placer de leer". Y es que la literatura no siempre tiene que tener otro propósito más que el disfrute. No tiene porque enseñar algo (es más, el final de este cuento es bastante anti-pedagógico).

Conscientes pues de a qué tipo de álbum nos enfrentamos, he de decir que el argumento es sencillamente genial. Las situaciones y comentarios escatológicos son inherentes a los niños. Les encantan estos temas y les parecen lo más divertido del mundo. Ese es el motivo por el que este libro tiene la gran acogida que tiene, y es que en su interior podemos encontrar todo un catálogo de excrementos con agudos comentarios sobre ellos.
Las ilustraciones, bastante realistas en lo que a los animales se refiere, no escatiman en detalles de las citadas defecaciones, pero a la vez muestran un aspecto bastante cómico e infantil gracias a los gestos y expresiones del protagonista principal.
Por último decir que gracias al enorme éxito que ha cosechado este álbum es muy fácil encontrarlo en diferentes formatos de diversas editoriales. Desde pequeños cuentos para el aula, hasta enormes álbumes para contar y mostrar, pasando por una edición desplegable, otra pop-up (se puede hacer caer algunas de las cacas) y la que para mí es la mejor de todas: ¡¡UNA CON SONIDO!!
Asi que ya sabéis. Si queréis pasar un rato realmente divertido, entre carcajadas, y no os importa aguantar los posteriores comentarios, debéis haceros con este libro. Que lo disfrutéis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario