lunes, 29 de mayo de 2017

PERDIDO Y ENCONTRADO


Texto e ilustraciones: Oliver Jeffers
Editorial: Fondo de Cultura Económica

Argumento
Había una vez un niño que encontró un pingüino a la puerta de su casa. El pingüino parecía triste. ¿Se habría perdido? El niño decidió que le ayudaría y comenzó a preguntar por todas partes, hasta que descubrió que los pingüinos provienen del polo sur. Pero eso no le detendría...

Valoración
Segundo de los álbumes del genial Oliver Jeffers que tienen como protagonista a este curioso niño. Y no sé cómo he aguantado tanto tiempo en enseñároslo, porque este puede ser con diferencia mi álbum favorito. Así que de primeras ya pido perdón porque no puedo ser objetivo. Me parece una maravilla.


El argumento puede parecer sencillo en un principio. Algo se pierde y se lleva a su lugar, sin embargo el verdadero trasfondo del cuento será la amistad que estos dos personajes alimentarán durante su búsqueda. Un viaje en barca hasta el polo sur y un final inesperado, angustioso, dulce, conmovedor...
Las ilustraciones de Oliver Jeffers vuelven una vez más a ser el plato principal. Con un estilo inconfundible (sobre todo los rasgos de los humanos) hacen que la historia se cuente sola. Algunas imágenes de doble página y otras como primeros planos sobre fondo blanco, aportan una gran expresividad pese a lo sencillas que son. Para mi gusto, este álbum contiene algunas de las más bonitas láminas del autor o al menos de las más emotivas.
Me parece un imprescindible para cualquiera. Ya sea para niños desde los 3 hasta los 8, porque les encantan tanto la aventura como el pingüino, como para los adultos, que sabrán apreciar la genialidad detrás del simple cuento. Pero por si aún quedaba alguien que dudase, os diré que existe un corto de unos 20 minutos de duración sobre este libro. Cuenta de manera un poco más extensa el encuentro de ambos personajes y sus aventuras durante el viaje (con guiños a sucesos reales), con una formidable banda sonora y unas imágenes que de verdad hacen justicia al álbum original. La única pega es que está en inglés, pero como antes dije, la historia se cuenta sola.
Esta vez no diré que lo disfrutéis, porque sé que lo vais a hacer.

lunes, 22 de mayo de 2017

¡NARICES!


Texto: Ana Rábano
Ilustraciones: Maxi Luchini
Editorial: SM (Colección Barco de Vapor)

Argumento
Nico ha tenido un grave accidente en la bañera y ha perdido su nariz. Pero a grandes males, grandes remedios. Así que decide colocarse el grifo de la bañera. La verdad es que resulta muy útil tener una nariz que te da agua siempre que lo necesitas, pero no tanto cuando provocas una inundación en el patio del colegio. Nico finalmente quiere recuperar su nariz pero ¿lo conseguirá?

Valoración
Ya sé que este blog suele tratar de álbumes ilustrados, pero esta semana toca libro. Me apetecía cambiar un poco de aires y este pequeño libro me dio de pronto en las narices (nunca mejor dicho). Se trata de un libro cortito, de 49 páginas pero con muy poquito texto, ideal para niños de 6 o 7 años. El planteamiento inicial del argumento es francamente divertido, y las situaciones en las que se mete Nico con sus narices os sacarán una gran sonrisa. Es a mitad del libro cuando veo forzado un poco el argumento con la aparición de un personaje mágico y tampoco me entusiasma demasiado la falta de lógica en ciertos momentos de la historia. Siempre he defendido que la fantasía y la imaginación en las historias deben estar de la mano de desarrollos coherentes, ya que los niños son jueces más sabios de lo que pensamos y no basta con argumentar todo con la magia. No obstante el argumento engancha y nos deja con ganas de más historias con narices diferentes.
Aunque para mí lo mejor de la historia son las ilustraciones. Desde que SM cambió el formato de sus colecciones, podemos encontrar libros como éste con ilustraciones a todo color que ocupan todo el espacio y se funden con el texto, lo que le da mucha vida al libro. Además el estilo de las imágenes es muy alocado y colorista, perfecto para este argumento tan absurdo y complementa perfectamente las situaciones que nos cuenta la autora.
Con todo ello, puede que no se trate de un libro increíble, pero estoy seguro de que los más pequeños se reirán mucho con estos líos de narices. Que lo disfrutéis.